como prevenir un embarazo de alto riesgo

Cómo prevenir un embarazo de alto riesgo

¿Sabías que menos del 10% de todos los embarazos son de alto riesgo? Sin embargo, aunque la mayoría de las mujeres experimentan embarazos normales, aprender más sobre las complicaciones comunes durante el embarazo puede ayudarte a tomar decisiones inteligentes para tu salud y la de tu bebé. Continúa leyendo para saber cómo prevenir un embarazo de alto riesgo y cómo una clínica de fertilidad te puede ayudar a sobrellevarlo.

¿Cuáles son las causas de un embarazo de alto riesgo?

Cada embarazo es diferente. Algunos embarazos comienzan con un riesgo bajo y complicaciones como la diabetes gestacional o la preeclampsia se desarrollan a la mitad del embarazo. Es así cuando la madre y el bebé necesitan atención médica especial. En otros casos, las mujeres pueden tener embarazos de alto riesgo desde el principio.

Si está embarazada o está pensando en quedar embarazada, programe una cita con el Dr. Carlos Maquita, para saber si puede enfrentar un embarazo de alto riesgo. Nuestro equipo brindan atención integral durante el embarazo a mujeres en CDMX, en nuestras clínicas en Lindavista o WTc, y estamos aquí para ayudarla a tener el embarazo más saludable posible.

Algunos factores que contribuyen al embarazo de alto riesgo no se pueden cambiar. Las mujeres con embarazos múltiples, incluidos mellizos o trillizos, suelen tener un alto riesgo. Pero hay cambios que pueden llevarse a cabo para aumentar las posibilidades de tener un embarazo saludable.

Obtén más información sobre seis cosas que puede hacer para prevenir un embarazo de alto riesgo y reserve hoy su primera cita prenatal.

6 tips sobre cómo prevenir un embarazo de alto riesgo

1. Mantén un peso saludable antes del embarazo

Tener sobrepeso u obesidad durante el embarazo aumenta el riesgo de desarrollar una variedad de complicaciones, como presión arterial alta, preeclampsia, diabetes gestacional y muerte fetal.

Si planeas quedar embarazada, lograr un peso saludable antes del embarazo reducirá el riesgo de complicaciones. Sigue una dieta saludable y haz ejercicio con regularidad para perder peso y mantener un peso saludable.

Durante el embarazo, sigue las pautas del médico sobre el aumento de peso para garantizar un trabajo de parto saludable

2. Conoce tus condiciones de salud preexistentes

Las condiciones de salud preexistentes no controladas pueden hacer que un embarazo sea de alto riesgo. Las condiciones comunes que pueden afectar el embarazo incluyen:

  • Alta presión sanguínea.
  • Cardiopatía.
  • Diabetes.
  • Enfermedades de transmisión sexual (ETS) y VIH.
  • Enfermedades autoinmunes, como lupus o esclerosis múltiple.

El embarazo afecta tu cuerpo. Manejar las condiciones de salud con medicamentos y cambios en el estilo de vida antes del embarazo ayudará a que tu cuerpo funcione de la mejor manera durante la gestación.

cta emergencias ginecologicas

3. Toma suplementos prenatales

Mientras estás embarazada, tu cuerpo necesitará más de ciertos nutrientes para apoyar a tu bebé en crecimiento. Tomar una vitamina o un suplemento prenatal puede proporcionarte ácido fólico, hierro, proteínas y calcio que no obtendrás de tu dieta normal.

Puedes hablar con nuestros doctores sobre tus necesidades nutricionales. Si planeas quedar embarazada, es una buena idea comenzar a tomar un suplemento prenatal antes de la concepción. Asimismo, tomar vitaminas prenatales después de que nazca el bebé puede ser útil si estás amamantando.

4. Evita el alcohol, tabaco y drogas

Beber alcohol, fumar o usar productos de tabaco y consumir drogas durante el embarazo pueden afectar significativamente la salud de tu bebé. Si bebes alcohol durante el embarazo, aumentarás el riesgo de trastorno del espectro alcohólico fetal, que provoca graves defectos de nacimiento.

Fumar cigarrillos puede causar bajo peso al nacer en los bebés. El uso de drogas ilegales o el uso indebido de medicamentos recetados pueden causar malformaciones e incluso, es posible que los bebés nazcan adictos a una droga que se usa durante el embarazo. Toma solo los medicamentos recetados por un médico especialista durante el embarazo.

5. Conoce los riesgos de la maternidad después de los 35 años

Tu riesgo de complicaciones durante el embarazo aumenta a partir de los 35 años. Estas complicaciones incluyen dificultad para quedar embarazada, aborto espontáneo y anomalías genéticas en el bebé. La fertilidad comienza a disminuir lentamente alrededor de los 30 años y se acelera para las mujeres de más de 35.

Las complicaciones comunes que pueden enfrentar las madres de 35 años o más incluyen:

  • Nacimiento prematuro.
  • Bajo peso al nacer.
  • Diabetes gestacional.
  • Preeclampsia.
  • Necesidad de tener un parto por cesárea.

Las mujeres de 20 años tienen el menor riesgo de sufrir complicaciones durante el embarazo. Asesórate con nuestros médicos sobre los riesgos si estás embarazada o planeas quedar embarazada más adelante en tu vida.

6. Visita al médico con regularidad durante el embarazo

Las citas prenatales regulares son fundamentales para controlar tanto tu salud como la salud de tu bebé en crecimiento. En cada cita, los médicos revisarán tus signos vitales y medirán el progreso del bebé. Si se identifican problemas potenciales, como diabetes gestacional o preeclampsia, ellos desarrollarán un plan de tratamiento para brindarte un embarazo y un parto lo más saludables posibles.

Tomar medidas para mejorar tu salud antes y durante el embarazo puede marcar una gran diferencia para ti y tu bebé. Agenda tu cita hoy mismo:

cta gineco obstetricia