Nutrición y fertilidad: ¿Qué comer para tener un embarazo saludable?

Antes de preguntarte “¿cómo embarazarme rápido?” o  “¿qué tratamientos de fertilidad me convienen?”, es necesario volver a lo básico, una buena alimentación para tener una mejor salud y posteriormente que tu sueño de ser mamá sea de una manera óptima y saludable. 

Sin lugar a dudas, el estado nutricional del organismo es importante en este camino para llevar a cabo un embarazo.

La nutrición se reconoce como uno de los principales factores secundarios que pueden afectar la reproducción,de ahí la necesidad de abordar este tema.

Complicaciones de fertilidad por malnutrición en mujeres 

  • Sobrepeso/obesidad: 

La grasa corporal es necesaria para la producción de hormonas reproductivas, pero un exceso de ésta puede incrementar los niveles de estrógenos, causando ciclos menstruales irregulares y obstaculizando la ovulación. Diversos estudios indican que si una mujer con sobrepeso y problemas para concebir pierde entre el 5% y el 10% de su peso, pueden aumentar de forma significativa las posibilidades de quedarse embarazada. Por lo tanto, en casos de sobrepeso u obesidad, una dieta para perder peso será uno de los primeros pasos a seguir. 

 Si bien muchas mujeres con sobrepeso logran concebir, es importante tomar en cuenta que tienen mayor riesgo de sufrir complicaciones durante el embarazo y el parto, tales como:

• Preeclampsia

• Diabetes gestacional

• Abortos espontáneos

• Necesidad de realizar una cesárea

• Infección posparto

  • Bajo peso:

 Un peso insuficiente puede comprometer el funcionamiento de las hormonas pituitarias (FSH y LH) encargadas de regular el ciclo ovulatorio deteniendo la ovulación y la menstruación. 

Complicaciones de fertilidad por malnutrición en hombres

  • Sobrepeso:

Esta condición, además de unos niveles altos de insulina asociados, puede reducir los niveles de testosterona, afectando a la producción de esperma. Además, una gran cantidad de grasa en el abdomen se ha asociado a un aumento de la aromatasa, enzima que se encarga de convertir la testosterona en estrógenos, afectando de nuevo a la generación de esperma.

  • Bajo peso: 

La relación entre bajo peso y fertilidad masculina no está muy estudiada, pero se ha visto que un peso insuficiente puede provocar una menor calidad y cantidad de esperma.

Somos lo que comemos

Si están por llevar a cabo un tratamiento de fertilidad o quieren prevenir la infertilidad, es necesario cuidar su alimentación. 

A continuación te presentamos algunas recomendaciones generales de alimentación 

  • Una dieta adecuada debe incluir alimentos de los diferentes grupos: frutas y verduras, cereales, leguminosas y alimentos de origen animal. 
  • Los lácteos son importantes por su aporte en calcio y vitaminas liposolubles (vitamina D), necesarios para asegurar la óptima salud de los huesos.
  • La importancia de las frutas y verduras radica en su aporte de sustancias antioxidantes, como las contenidas en las vitaminas A, C y E. 
  • El grupo de las harinas es importante por su aporte de proteínas de origen vegetal y como principal fuente de energía. 
  • Las proteínas más saludables son las de origen vegetal o las que provienen del pescado, en especial los llamados “azules”, que proporcionan Omega 3.
  • En cuanto a las grasas, a las que se les debe dar preferencia es a las llamadas “buenas”, que se encuentran en el aceite de oliva, los frutos secos, el aguacate y los pescados grasos como el salmón o la sardina.

Si esta información ha sido de tu ayuda y estás planeando un embarazo, puedes acercarte a nosotros, somos Red Crea, la mejor clínica de fertilidad en México.

Agenda ya una cita en el siguiente botón: